Sentir con la Iglesia.La Iglesia de Cristo y la salvación eterna.pdf

Sentir con la Iglesia.La Iglesia de Cristo y la salvación eterna

Royo Marín, Antonio

Sinopsis: Este libro, entre los más breves que han salido de la pluma de su autor, no es ninguna novedad. Aquí está el Royo Marín de siempre. El teólogo respetuoso de la tradición católica y poco o nada amigo de piruetas temáticas o de novedades doctrinales. Aquí despacha él el buen pan y el adobado vino de siempre. Y, sin embargo, este Sentir con la Iglesia, aun en su brevedad, encierra una novedosa singularidad: la de ser su libro postrero, entendiendo aquí, lisa y llanamente, como si fuera el postre ex-quisito y almibarado que se nos  ofrece como el mejor cierre de su cuidado banquete.

Disponible ahora en Iberlibro.com - ISBN: 9788479146900 - Encuadernaci?n de tapa blanda - Biblioteca Autores Cristianos, Madrid. - 2003 - Condici?n del libro: Como Nuevo - 1? Edici?n - Como Nuevo

7.28 MB Tamaño del archivo
9788479146900 ISBN
Gratis PRECIO
Sentir con la Iglesia.La Iglesia de Cristo y la salvación eterna.pdf

Tecnología

PC e Mac

Lea el libro electrónico inmediatamente después de descargarlo mediante "Leer ahora" en su navegador o con el software de lectura gratuito Adobe Digital Editions.

iOS & Android

Para tabletas y teléfonos inteligentes: nuestra aplicación gratuita de lectura tolino

eBook Reader

Descargue el libro electrónico directamente al lector en la tienda www.sustainaville.org o transfiéralo con el software gratuito Sony READER FOR PC / Mac o Adobe Digital Editions.

Reader

Después de la sincronización automática, abra el libro electrónico en el lector o transfiéralo manualmente a su dispositivo tolino utilizando el software gratuito Adobe Digital Editions.

Notas actuales

avatar
Sofi Voighua

Cristo, en efecto, es el único Mediador y camino de salvación que se nos hace presente en su Cuerpo, en la Iglesia. Él, al inculcar con palabras, bien explícitas, la necesidad de la fe y del Efesios 5:23 habla sobre el esposo como cabeza de la esposa (líder de la familia) y compara eso con Cristo como la cabeza de la iglesia. Del mismo modo, el versículo 24 señala que la iglesia debe someterse a Cristo. La comparación aquí implica la sumisión de una mujer piadosa a su amado esposo. Efesios 5: 25-27 describe cómo Cristo amó

avatar
Mattio Mazios

La Iglesia está en misión en el mundo: la fe en Jesucristo nos da la dimensión justa de todas las cosas haciéndonos ver el mundo con los ojos y el corazón de Dios; la esperanza nos abre a los horizontes eternos de la vida divina de la que participamos verdaderamente; la caridad, que pregustamos en los sacramentos y en el amor fraterno, nos conduce hasta los confines de la tierra (cf. Mi 5 ...

avatar
Noe Schulzzo

Sin embargo, Dios ha provisto una casa, un lugar al cuál podemos acudir para anclar unánimes nuestras convicciones. Y este lugar es el cuerpo de Cristo, la iglesia. La iglesia no es meramente un edificio o un templo físico; es más bien, el corazón de cada creyente, unidos en espíritu por medio de la fe en el Nombre de Jesucristo. Este portal aspira a ser una ayuda global para el cristiano que quiere poner al día su fe. En sus textos va conformando el pensamiento de una renovada teología ajustada al mensajede Jesús de Nazaret y aporta distintas herramientas para vivir la fe y la espiritualidad a nivel individual y en comunidad. Cumple ya 6 años. Nos alegra saber que conectamos con el sentir de muchos miles de ...

avatar
Jason Statham

SENTIR CON LA IGLESIA. LA IGLESIA DE CRISTO Y LA SALVACIÓN ETERNA (Libro en papel) ROYO MARÍN, ANTONIO. Editorial: BIBLIOTECA DE AUTORES CRISTIANOS Año de edición: 2003 Materia Religión ISBN: 978-84-7914-690-0

avatar
Jessica Kolhmann

Fácil, simplemente Klick Sentir con la Iglesia.La Iglesia de Cristo y la salvación eterna (FUERA DE COLECCIÓN) encontrar cargarenlace therein hoja con tú deberíaseñalando al gratismembresía manner after the free registration you will be able to download the book in 4 format. Cristo, en efecto, es el único Mediador y camino de salvación que se nos hace presente en su Cuerpo, en la Iglesia. Él, al inculcar con palabras, bien explícitas, la necesidad de la fe y del