Caperucita roja / la abuelita de caperucita roja.pdf

Caperucita roja / la abuelita de caperucita roja

Violeta Monreal

¡Para leer un cuento «del derecho» y otro cuento «del revés»! Álbumes con pictogramas (dibujos que sustituyen a as palabras) y con una divertida dinámica de lectura: por una cara, los cuentos clásicos de siempre, y al darle la vuelta a los libros... ¡las historias de los personajes «malos» de los cuentos clásicos!.

Portada: Caperucita roja / La abuelita de Caperucita roja de Editorial Bruño Editorial: Editorial Bruño | 25/02/2008; Sinopsis: Los autores de este libro, con isbn 978-84-216-8105-3, son Concha López Narváez y Fernando Lalana, las ilustraciones de este libro, con isbn 978-84-216-8105-3, son de Violeta Monreal, esta publicación tiene sesenta y cuatro páginas.

1.22 MB Tamaño del archivo
9788421681053 ISBN
Caperucita roja / la abuelita de caperucita roja.pdf

Tecnología

PC e Mac

Lea el libro electrónico inmediatamente después de descargarlo mediante "Leer ahora" en su navegador o con el software de lectura gratuito Adobe Digital Editions.

iOS & Android

Para tabletas y teléfonos inteligentes: nuestra aplicación gratuita de lectura tolino

eBook Reader

Descargue el libro electrónico directamente al lector en la tienda www.sustainaville.org o transfiéralo con el software gratuito Sony READER FOR PC / Mac o Adobe Digital Editions.

Reader

Después de la sincronización automática, abra el libro electrónico en el lector o transfiéralo manualmente a su dispositivo tolino utilizando el software gratuito Adobe Digital Editions.

Notas actuales

avatar
Sofi Voighua

Disfraces emparejados: Caperucita roja y lobo feroz. ¡Hazlos tú misma! Los disfraces combinados llaman mucho la atención y, en esta ocasión, podéis encontrar las claves para elaborar los trajes de Caperucita Roja y lobo feroz. ¡Sorprende en carnavales! La inocente caperucita. De hecho caperucita es la victima por antonomasia, acosada por ser devorada en todos los sentidos por el lobo feroz. La vestimenta de caperucita. Las niña tiene ese apodo porque siempre usa una capa roja que le regalo su abuelita. Esta capa roja posee una capucha y por ello se le conoce como caperucita roja.

avatar
Mattio Mazios

La cesta de Caperucita Roja. Hoy vamos a ver lo que nos ha dejado Caperucita Roja en su cesta porque parece que todavía no ha salido hacia la casa de su abuelita. Parece que unos dulces recién hechos no le hacen daño a nadie y si se acompañan con un poco de miel, mucho mejor porque es muy sana.

avatar
Noe Schulzzo

La abuelita vivía en el bosque, como a un kilómetro de su casa. Y no más había entrado Caperucita Roja en el bosque, siempre dentro del sendero, cuando se encontró con un lobo. Caperucita Roja no sabía que esa criatura pudiera hacer algún daño, y no tuvo ningún temor hacia él. “Buenos días, Caperucita Roja,” dijo el lobo.

avatar
Jason Statham

En cierta ocasión, cuando Caperucita Roja llevaba dulces a su abuela, otro lobo se acercó a ella, le habló y quiso apartarla del camino. Pero esta vez Caperucita Roja se cuidó mucho de hacerle caso. Siguió derechamente su camino y apenas llegó a la casa de la abuela le contó que se había encontrado con el lobo y De repente, Caperucita Roja dio un grito porque se asustó al ver los dientes de su “abuela” y empezó a correr por toda la habitación. El lobo saltó de la cama y se puso a perseguir a la pequeña intentando calmarla. Como ustedes ya saben pasó por allí un leñador que hacía tiempo venía queriendo atrapar al lobo feroz. Como también me conocía entró de inmediato a la casa. El lobo ahora no corría persiguiendo a la niña sino intentando escapar del cazador.

avatar
Jessica Kolhmann

Como le gustaba tanto e iba con ella a todas partes, pronto todos empezaron a llamarla Caperucita roja. Un día la abuela de Caperucita, que vivía en el bosque, enfermó y la madre de Caperucita le pidió que le llevara una cesta con una torta y un tarro de mantequilla. Caperucita aceptó encantada.