La muerte de montaigne.pdf

La muerte de montaigne

Jorge Edwards

En 1588, Michel de Montaigne, que es ya un fi lósofo respetado, conoce en París a una joven admiradora de su obra, Marie de Gournay. Y Montaigne, que tiene por entonces cincuenta y cinco años y está «bien casado», inicia una misteriosa relación con la exaltada Marie. Para reconstruir esa pasión crepuscular, Jorge Edwards rastrea al Montaigne público y privado, y mientras aplica la lección vital de Montaigne a su propia realidad, la de la infancia y la actual, Edwards ilumina los aspectos más relevantes, curiosos, a menudo sensuales y, sobre todo, modernos del ?ahora ya plenamente? novelesco personaje..

Para reconstruir esa pasión crepuscular, Jorge Edwards rastrea al Montaigne público y privado, explora su relación con las mujeres, su preparación para la muerte, va dibujando al hombre político, diplomático, al pensador sensato y antidogmático, y al sabio pero también travieso autor de los Ensayos. Y mientras aplica la lección vital

3.22 MB Tamaño del archivo
9788490660997 ISBN
La muerte de montaigne.pdf

Tecnología

PC e Mac

Lea el libro electrónico inmediatamente después de descargarlo mediante "Leer ahora" en su navegador o con el software de lectura gratuito Adobe Digital Editions.

iOS & Android

Para tabletas y teléfonos inteligentes: nuestra aplicación gratuita de lectura tolino

eBook Reader

Descargue el libro electrónico directamente al lector en la tienda www.sustainaville.org o transfiéralo con el software gratuito Sony READER FOR PC / Mac o Adobe Digital Editions.

Reader

Después de la sincronización automática, abra el libro electrónico en el lector o transfiéralo manualmente a su dispositivo tolino utilizando el software gratuito Adobe Digital Editions.

Notas actuales

avatar
Sofi Voighua

14/04/2011 Montaigne alude a la naturaleza humana, las costumbres, la fortuna y la muerte como referencias principales, que a su juicio quedan integradas en la sabiduría popular, siendo guía llana para el estudio. Se concluye caracterizando el estudio, en la peculiaridad del autor, ...

avatar
Mattio Mazios

La muerte –si no está anunciada por una agonía- ocurre de la manera y en el momento menos pensados. Siempre su sombra nos acompaña. Pero Montaigne no proponía temerla, sino enfrentarla y combatirla, sabiendo precisamente que a cada rato, en cualquier lugar puede suceder. La muerte es segura y su momento es incierto. Edwards hace hincapié en que el lenguaje que utiliza Montaigne no es autoritario, no se presenta como una doctrina consumada y congelada, por el contrario, era uno de los hombres más libres de su tiempo y de cualquier tiempo. (La muerte de Montaigne fue publicada por Tusquets Editores, España y México, en mayo del 2011).

avatar
Noe Schulzzo

También se refiere a personajes actuales como el gran poeta chileno Pablo Neruda. Resulta apasionante el relato de la relación de Montaigne, entre filial y amorosa, con su “hija de adopción”, con quien tiene, sin duda, encuentros carnales en el silencio y la oscuridad de la noche, mientras ella cuenta con 22 años, y él con más de 30. LA MUERTE DE MONTAIGNE del autor JORGE EDWARDS (ISBN 9788490660997). Comprar libro completo al MEJOR PRECIO nuevo o segunda mano en Casa del Libro México

avatar
Jason Statham

Y Montaigne, que tiene por entonces cincuenta y cinco años y está 'bien casado', inicia una misteriosa relación con la exaltada Marie, a la que convierte en «hija de adopciónPara reconstruir esa pasión crepuscular, Jorge Edwards rastrea al Montaigne público y privado, explora su relación con las mujeres, su preparación para la muerte En 1588, Michel de Montaigne, que es ya un fi lósofo respetado, conoce en París a una joven admiradora de su obra, Marie de Gournay. Y Montaigne, que tiene por entonces cincuenta y cinco años y está «bien casado», inicia una misteriosa relación con la exaltada Marie. Para reconstruir esa pasión crepuscular, Jorge Edwards rastrea al Montaigne público y privado, y mientras aplica la

avatar
Jessica Kolhmann

Una mujer apasionada por la literatura, una novia para un hombre casado, como era el caso de Montaigne, una joven discípula que fuera al mismo tiempo impulso de vida y cómplice literaria. Hasta qué punto se desea al amor cuando la muerte se acerca.